Porque no es lo mismo… no, no es lo mismo

 

 

No es necesario insistir en que soy republicana y creo que la monarquía tiene los años contados, pero… hoy hay un gran  pero en relación al escándalo que se ha organizado por la salida pactada de Juan Carlos I.

Es verdad que si yo me creyera la historia oficial sobre el 23 de Febrero y el golpe de Tejero, el escándalo de las cuentas suizas podría parecerme más grave de lo que me parece. Si considerase a Sofía de Grecia una santa, en lugar de una mujer de convicciones ultraderechistas, las infidelidades -vulgo, cuernos– que le ha impuesto durante tantos años su santo y católico varón me apenarían más. Con todo, a los desmemoriados y a los menores de 40 años, hay que subrayarles hoy que NO ES LO MISMO inspirarse en el Partido Demócrata de Estados Unidos, como hizo Juan Carlos de Borbón, que en el Partido Republicano del mismo país, como hicieron Pinochet y el resto de asesinos dictadores de América Latina.

Es decir, que no es lo mismo marcharse de un país y/o regresar a él cuando llevas una mochila de miles de muertos —crímenes de Estado es el término utilizado en toda América para estas intervenciones quirúrgicas auspiciadas y financiadas por los fascistas de Estados Unidos y ejecutadas por las fuerzas policiales armadas del país– que marcharte cuando te has burlado –como ha hecho gran parte de las élites del país– de tus compatriotas pobres. Que sí, que puede que sea la primera vez que Juan Carlos I no logra endilgarle a otro el muerto, como lleva haciendo toda su vida, pero continúa sin ser lo mismo Pinochet, Franco, Reagan, Thatcher, Nixon, Stroessner (Paraguay), Ríos Montt (Guatemala), Pétain (la Francia de Vichy), Kissinger, que Clinton, Carter o el propio Juan Carlos I.

Dicho lo cual… me figuro que el que está temblando en su casa ahora mismo es Felipe González. También para los desmemoriados, recuérdese que Pujol en su momento dijo –o predijo– que si caía él podrían caer nombre muy importantes.

 

Familia-real

La caída de los dioses… en versión hispano-griega

caduta degli dei1

La caduta degli dei  de Luchino Visconti

 

familia pujol

La caída de la familia real catalana

Sí, como dijo el gran sabio Alejandro Sanz: No es lo mismo ser que estar / No es lo mismo estar que quedarse, ¡qué va! / Tampoco quedarse es igual que parar / No es lo mismo. Será que ni somos, ni estamos ni nos pensamos quedar. Pero es distinto conformarse o pelear

 

 

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s