Visa pour l’image 34: Incombustible en medio de todos los incendios

Jot Down publica mi reportaje sobre la última edición del Festival de fotografía Visa pour l’Image de Perpignan. Grandes reportajes y grandes fotógrafos. En las últimas ediciones se ha dado gran importancia a los asuntos de ecología y protección del medio ambiente, pero este año puede decirse que ha sido el tema protagonista junto a, naturalmente, la guerra de Ucrania. Próximamente subiré fotos que tomé de las expos, que dan idea del interés del público, y los escenarios de exposición.
Abajo: George Steinmetz presentó un gran, en tamaño y calidad, reportaje sobre las Pescas mundiales. La imagen de abajo está tomada con un dron y trata del castigo de los litorales en Mozambique por el uso de sistemas que los desgastan. La segunda forma parte del reportaje Chinafrica, de Paolo Woods; no es este el que presentó en Perpignan, sino Happy pills, pero me interesa hablar de Chinafrica porque trata del nuevo colonialismo en África, que explica en parte la huida de sus habitantes hacia Europa: la explotación de sus recursos por empresarios chinos semi-esclavistas que no favorece a las poblaciones. La foto de Saamer al-Doumy -ganador del premio Visa d’or humanitario del CICR-Cruz Roja– puede entenderse como la consecuencia de la del empresario chino protegido con paraguas. La foto del banner corresponde al reportaje -que no tuve tiempo de ver, ay!– de Acacia Johnson -ganadora de la beca Canon a la mujer periodista de 2021– sobre los «pilotos de vuelo de zonas de difícil acceso en Alaska». El título dice el tema, y las imágenes y videos

Todos los años se concenden varios premios y becas, se celebran retrospectivas y se rinde homenaje a uno o varios fotógrafos clásicos en vida. Este año, Goran Tomasevic ha recibido el Visa de oro, su expo es apabullante, por la variedad de asuntos y conflictos que ha fotografiado; sus retratos son impresionantes. Las dos principales retrospectivas las han protagonizado dos veteranos de los que crean escuela: Eugene Richards y Françoise Huguier, una fotógrafa que me gusta mucho, con un estilo muy elegante, un tratamiento de la luz en interiores muy cuidado y una personalidad muy simpática, de la que hablaré en otro momento.
Richards es un clásico de los años ’70, en el reportaje cuento cómo llegó esta expo a Perpignan y también quiero hablar de él en otro post. Por cierto que en su caso se demuestra lo que llevo diciendo desde el principio: las nuevas tecnologías y las redes sociales pueden beneficiar de la mejor manera a los fotógrafos de larga trayectoria y personalidad consolidada.

steinmetz_fishy_001

Paolo_Woods003

WASHINGTON, DC – DECEMBER 1990: After the birth of his first child, new father Jim Vogt kisses his wife, Sarina, at Georgetown University Hospital in December 1990 in Washington, D.C. Jim hadn’t noticed that the baby was a boy, whom the couple named Zachary. Eugene Richards

Fiestas de Gracia 2022 -I

Calle Mozart
Calle Mozart
Inspiración en la serie de tv La casa de papel (de la que no he visto un solo capítulo, ups)
Bienvenidos al barrio. Llevamos años sufriendo el aburguesamiento de Gracia, pero queda mejor echarle la culpa al turismo. La tradicional hospitalidad catalana 😀 😀

Hospitalet de Llobregat y la moderna arquitectura postmarxista

De ida y vuelta a Hospitalet, me llevé la cámara para descubrir zonas de Barcelona que no había visitado nunca. Donde hoy se levanta la Ciudad de la Justicia y en los alrededores había edificios destinados a la población obrera instalada durante las oleadas migratorias de los años 50 en adelante. Las tres últimas imágenes son del distrito San Martín, si no me equivoco, con nuevos focos de migración, esta vez extranjera.

De la piedra al cristal

Paseo de Gracia, Quadrat d’Or
Torre Mare Nostrum desde el parque de la Barceloneta
Torre Mare Nostrum desde Ronda del Litoral
Hotel W de Ricard Bofill visto desde la Fundación Navegación Oceánica
Fundación Navegación Oceánica – Paseo Juan de Borbon en la Barceloneta
Y las playas, siempre

Fotógrafos italianos: Branzi, Vitali, Berengo

Massimo Vitali y sus playas en gran formato
Gianni Berengo con una de sus emblemáticas imágenes de juventud

Hace días echaba de menos conocer de manera más sistemática la obra y el perfil de fotógrafos italianos del siglo XX. He dado en youtube con una serie de documentales centrados justamente en explorar la obra y la filosofía de varios de los más importantes fotógrafos vivos: Branzi, Berengo, Vitali, Scianna, Basilico, etc. Siempre me ha gustado cómo se expresan los fotógrafos de ese país, comparten una elocuencia poética muy característica en la que se muestran conscientes del aprovechamiento y adaptación de la lección de los referentes -con Cartier-Bresson a la cabeza– y el gran legado artístico insoslayable. Ahora bien, por mucho que defiendan la importancia de la mirada, no niegan que la cámara y la lente es importante y llega a marcar la diferencia. El director es Gianpiero d’Angeli y no permite que el documental pueda reproducirse en blogs, así que para visionar cada programa hay que pinchar en el enlace del artista, y explorar el archivo para nuevos nombres.
Un pasatiempo entretenido es averiguar qué fotógrafos españoles se han inspirado en la obra de estos ya clásicos italianos.

PS. Varios blogueros hemos pedido que se supriman los anuncios espantosos que aparecen últimamente debajo de estos artículos. Aunque se lee «sponsored», no hay ni que decir que ninguno de nosotros recibe un céntimo por soportar -que no tolerar- esta publicidad.

Verano en primavera, playa de la Barceloneta

¿Os he hablado de lo bonita que es/está Barcelona? 😀 😀
Mucha gente, demasiada ya, atestando las calles del centro, que se amplía a los barrios que rodean el casco histórico y Paseo de Gracia. Supongo que se hace insoportable quedarse en casa con tanta noticia catastrófica y tener el ojo en la factura de la luz. Las fotos son del 22 de mayo, se agredece el día despejado, aunque ¿quién se acuerda hoy, a 30 ºC, de los interminables días nublados à la belge? A mí me da grima bañarme en la Barceloneta, pero es una playa tan tan fotogénica…

OneOcean Port Vell -Marina para yates de lujo en Barcelona

En febrero de este año el puerto OneOcean Port Vell no estaba aún recuperado, pero ya se veían más yates que en los meses previos, cuando todavía había restricciones por la pandemia. Si no me equivoco, los superyates de los rusos suelen amarrar en el lado opuesto. La irreversible especialización de Barcelona en la búsqueda del turismo de lujo no tiene vuelta atrás, un aliciente para los descuideros y relojeros. Es el inconveniente de levantar hoteles de lujo y de gran lujo al final de las Ramblas, a un tiro de piedra del Raval. Los turistas han regresado en masa a las mismas zonas, y los manteros tienen también muchas ganas de regresar a estos puntos amplios y de tanto paso, donde también es fácil recoger rápidamente los bártulos y salir por piernas. Se verá.