Pasternak, Feltrinelli, e “Il dottor Zhivago”, en ArteTv -Italia

De la interesantísima biografía del dueño actual de Anagrama, este reportaje sobre los avatares de Pasternak y su enorme éxito desde que el genial Giangiacomo Feltrinelli tomara las riendas de su publicación.

Programa de Arte, abajo. En francés, con subtítulos en italiano, y voces en off en ruso. Que se sepa que SOMOS EUROPEOS.

Pasternak – Pinchar aquí.

Peter Lindbergh, Forever

Peter-Lindbergh con NIkonLindbergh era nikófilo, ¡como ha de ser!

Una de las cosas maravillosas de internet es ver triunfar a profesionales o personajes que admiro. A lo largo de los últimos años me ha encantado descubrir cuánta gente tenía a Peter Lindbergh como uno de sus fotógrafos favoritos. Junto con Ferdinando Scianna, cambió el modo de retratar la moda para las revistas. Su blanco y negro y sus atmósferas sensuales y cinematográficas han creado escuela.

Conozco sus fotos desde el bachillerato, cuando vivía en San Gervasio de Cassolas, y tenía la tienda de fotos del ros a un tiro de casa. Las fotos de Lindbergh eran un puente entre la foto ultrasofisticada de estudio y la espontaneidad de la street-photography, entonces en su apogeo.

Hoy ha muerto Lindbergh, pero los clásicos no mueren, ¿verdad?

mads and lindberghTambién fotografió a mi escandinavo favorito: Mads Mikkelsen de explorador

vikander lindberghEn las últimas sesiones la mayoría de modelos –actrices maduras como Julian Moore, o la Kidman que ya no pueden soportar fotos sin mucho maquillaje– adoptaban la “pose Lindbergh” y resultaba algo incómodo; por eso, esta imagen de la actriz sueca Alicia Vikander resulta más destacable.

Toda las chicas de Lindbergh, las tops de los 90. Todas fantásticas, en este escenario emblemático de la década, el puente de Brookly en NY. Mis favoritas eran Helena Christensen –tercera por la izquierda; hoy una muy notable fotógrafa, porque no hay nada como aprender de y con los mejores–, y la americana Christy Turlington –que no aparece en esta foto–.

brando y helena lindberghLa celebérrima sesión Wild at Heart –el título de una película de David Lynch, que suelo confundir con otra de Coppola–, no esconde su mitomanía cinéfila.

peter-lindbergh -wild-at-heart-by-